Cuidados del paciente: catéteres percutáneos, calentamiento convectivo y calentamiento de fluidos.

El catéter percutáneo es un dispositivo que se inserta en una vena periférica y que permite, a través de esta vía, suministrar suplementos nutricionales o medicamentosos. Se recurre al catéter percutáneo, por su seguridad y por su efectividad, generalmente, en neonatología, para asistir a recién nacidos que no puedan recibir alimentación por vía enteral y para evitar el impacto de medicaciones que puedan dañar el sistema digestivo.

La utilización de un catéter percutáneo, a su vez, permite disminuir la cantidad de punciones, minimizando el factor traumático y preservando la salud de las venas, alcanzando, de esta manera, un tipo de tratamiento menos invasivo y reduciendo el riesgo de contraer infecciones intrahospitalarias. De allí que este tipo de catéter se utilice en recién nacidos, pero sea también de gran utilidad en todo tipo de pacientes, incluyendo niños de mayor peso y adultos.  

Hay distintos tipos de catéter percutáneo, con diversos tamaños (tanto de diámetro, como de largo), materiales y formatos. Cada médico elegirá el más pertinente, según la particularidad del caso y según las necesidades de cada paciente.

Normotermia y calentamiento de paciente

El cuidado de la normotermia (regulación de la temperatura normal y saludable del cuerpo) es indispensable durante una internación, una cirugía y en cuidados intensivos. Para lograr y para mantener la normotermia, actualmente, existen varios métodos. 

Uno de ellos es el uso del aire caliente convectivo. A través de este método, se dirige el aire a la superficie de la piel en su totalidad, transmitiéndole al paciente calor mediante un sistema de convección. Es decir, funciona por diferencia de densidad de las masas de aire, rodeando al cuerpo de aire cálido en forma completa. De esta manera, se logra que el calentamiento de paciente sea duradero y parejo, sin que éste pierda la temperatura normal.

Este método suele utilizarse para prevenir o revertir la hipotermia. Como prevención, se recurre a él, principalmente, en procedimientos quirúrgicos. Se recomienda comenzar a utilizarlo en forma previa y durante la cirugía, ya que los pacientes se encuentran en esos momentos con una mayor vasodilatación, lo cual posibilita que la regularización de su temperatura sea más efectiva que en caso de ser utilizado recién en el postoperatorio. Los especialistas recomiendan comenzar a aplicarlo antes de anestesiar al paciente.  

Por otra parte, se utilizan para el calentamiento de paciente los aparatos de calentamiento de fluidos. Este tipo de maquinaria médica se encarga de dar a los fluidos administrados (por ejemplo, transfusiones sanguíneas o grandes cantidades de soluciones intravenosas) la temperatura adecuada, correspondiente con la temperatura corporal.

Es importante destacar que este sistema no eleva la temperatura física, sino que evita la pérdida de calor: es preventivo y no paliativo. No se trata de un recurso para revertir una hipotermia, sino de un elemento para evitar la pérdida de la normotermia. Estos aparatos garantizan que la temperatura de los fluidos suministrados al paciente se encuentre entre los 36 y los 37º.



Toda información técnica de los productos es de uso exclusivo del profesional médico.

Catéter Percutáneo - Calentamiento de Paciente


DCD PRODUCTS S.R.L. Vieytes 1220 - Barracas - CABA - Buenos Aires - Argentina
(54 11) 4302-3691 (54 11) 4302-3691    www.dcdproducts.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne